Dedos de martillo

Pagina disponible en: English (Inglés)

Dedos de martillo

¿Qué es un Hammertoe?

Un dedo en martillo es una contractura o flexión del dedo del pie en la primera articulación del dedo, llamada articulación interfalángica proximal. Esta flexión hace que el dedo del pie parezca una V invertida cuando se mira desde un lado. Se puede involucrar cualquier dedo del pie, pero la afección generalmente afecta los dedos del segundo al quinto, conocidos como los dígitos menores. Los dedos en martillo son más comunes en mujeres que en hombres.

Hay dos tipos diferentes:

Dedos de martillo flexibles: Estos dedos de martillo son menos graves porque pueden diagnosticarse y tratarse mientras están en la etapa de desarrollo. Se llaman dedos de martillo flexibles porque todavía son móviles en la articulación.

Hammertoes rígidos: Esta variedad está más desarrollada y es más grave que la condición flexible. Los dedos rígidos de martillo se pueden ver en pacientes con artritis severa, por ejemplo, o en pacientes que esperan demasiado para buscar tratamiento profesional. Los tendones en un dedo del pie rígido se han tensado y la articulación está desalineada e inmóvil, lo que hace que la cirugía sea el curso habitual del tratamiento.

Causas

Un dedo en martillo se desarrolla debido a un equilibrio anormal de los músculos de los dedos. Este equilibrio anormal provoca presiones aumentadas en los tendones y las articulaciones del dedo del pie, lo que lleva a su contractura. La herencia y el trauma también pueden conducir a la formación de un dedo en martillo. La artritis es otro factor, porque se altera el equilibrio alrededor del dedo del pie en personas con artritis. Usar zapatos demasiado apretados y apretar los dedos de los pies también puede hacer que se forme un dedo en martillo.

Síntomas

Los síntomas de un dedo en martillo incluyen los siguientes:

  • Dolor en la parte superior del dedo doblado al presionar el zapato
  • Formación de callos en la parte superior de la articulación
  • Enrojecimiento e hinchazón en la contractura articular
  • Movimiento restringido o doloroso de la articulación del dedo del pie
  • Dolor en la bola del pie en la base del dedo afectado

Tratamiento en el hogar

¿Qué puedes hacer para alivio?

  • Aplique una almohadilla comercial con punta de martillo no medicada alrededor de la prominencia ósea del dedo en martillo para disminuir la presión sobre el área
  • Use un zapato con una caja de punta profunda
  • Si la punta del martillo se inflama y duele, aplique compresas de hielo varias veces al día para reducir la hinchazón
  • Evite los tacones de más de dos pulgadas de alto
  • Un par de zapatos sueltos también puede ayudar a proteger el pie al tiempo que reduce la presión sobre el dedo afectado, lo que hace que caminar sea un poco más fácil hasta que se pueda organizar una visita a su podólogo. Si bien este tratamiento hará que el dedo en martillo se sienta mejor, es importante recordar que no cura la afección. Será necesario un viaje a la oficina del podólogo para reparar el dedo del pie para permitir la función normal del pie.
  • Evite usar zapatos que sean demasiado apretados o estrechos. Los niños deben tener sus zapatos bien ajustados de forma regular, ya que sus pies a menudo pueden crecer rápidamente.

Cuándo visitar a un podólogo

Si el dolor persiste, consulte a un podólogo. Si no se trata, los dedos en martillo tienden a volverse rígidos, lo que hace que el tratamiento no quirúrgico sea menos disponible.

Diagnóstico y Tratamiento

Las opciones de tratamiento varían según el tipo y la gravedad de cada dedo en martillo, aunque es importante identificar la deformidad al inicio de su desarrollo para evitar la cirugía. Su médico podiatra examinará y tomará radiografías del área afectada y le recomendará un plan de tratamiento específico para su condición.

Relleno y cinta adhesiva: A menudo, el relleno y la cinta adhesiva son los primeros pasos en un plan de tratamiento. El acolchado de la prominencia del dedo en martillo minimiza el dolor y permite al paciente continuar una vida normal y activa. Edl adhesivo puede cambiar el desequilibrio alrededor de los dedos de los pies y así aliviar el estrés y el dolor.

Medicamentos: Se pueden recetar medicamentos antiinflamatorios e inyecciones de cortisona para aliviar el dolor agudo y la inflamación causados ​​por la deformidad articular.

Dispositivos ortopédicos: Las plantillas personalizadas hechas por su podólogo pueden ser útiles para controlar la función del pie. Un dispositivo ortopédico puede reducir los síntomas y prevenir el empeoramiento de la deformidad del dedo en martillo.

Opciones quirúrgicas: Varios procedimientos quirúrgicos están disponibles para el médico podiatra. Para las deformidades menos graves, la cirugía eliminará la prominencia huesuda y restablecerá la alineación normal de la articulación del dedo del pie, aliviando así el dolor. Los dedos en martillo severos, que no son completamente reducibles, pueden requerir procedimientos quirúrgicos más complejos.

La recuperación lleva tiempo, y algunas inflamaciones y molestias son comunes durante varias semanas después de la cirugía. Sin embargo, cualquier dolor se maneja fácilmente con medicamentos recetados por su podólogo.

Prevención

Hay varias cosas que puede hacer para ayudar a evitar que se formen o progresen los dedos en martillo:

  • Use zapatos de apoyo para ayudar a prevenir deformidades. Los dedos en martillo a menudo están relacionados con la mecánica defectuosa del pie, especialmente el aplastamiento del pie.
  • Use aparatos ortopédicos personalizados recetados por su podólogo. Las ortesis pueden retrasar la progresión o prevenir el desarrollo de dedos en martillo.
  • Evite los zapatos con punteras estrechas o puntiagudas que puedan comprimir los dedos.